Productos

Mission Wraps. Sello de calidad

Gracias a Madresfera hemos tenido la oportunidad de probar los nuevos panes planos de Mission Wraps.
Aunque tengan forma de tortilla mexicana, no es esta su idea. Es un pan plano que pretende sustituir al pan de molde. Gracias a su versatilidad y a la gama de 3 variedades que tiene (Original, Multigrain y Spelt&Oat – Espelta y Avena), la verdad es que es muy buena alternativa.
En cuanto nos llegó el paquete los probamos para cenar. Como ese día estuve a por uvas y no me acordé de hacer la compra, teníamos la nevera un poco vacía, pero aprovechamos unos Vuelta y vuelta que teníamos en la nevera para hacer nuestra primera receta (si es que se puede llamar así).
Comenzamos con el wrap de Espelta y Avena. Le pusimos mayonesa, hojas de lechuga, tomate (mi marido, yo no porque con esto del embarazo muero de acidez) y encima el Vuelta y vuelta cortado en tiras. ¡Nos encantói! En menos de 5 minutos teníamos la cena hecha, ¡yupi!
Supongo que a muchas os pasará como a mí: llega la noche, y después de todo el día trabajando, organizando la casa, el niño, baño, cena… me toca cenar a mi y solo quiero desmayarme en el sofá, asi que o no ceno o pillo lo primero que vea en la nevera, que casualmente nunca es una ensalada ni verdura… Nos gustá mucho de los wraps precisamente eso: que no tardas nada en prepararlo, incluso no hace ni falta que te quedes en la cocina a prepararlo, coges los ingredientes y te vas al sofá.
Además, cualquier cosa que meterías en un bocadillo la puedes utilizar para hacerte un wrap, porque al ser pan, todo le pega.
Es muy fácil doblar el wrap porque es bastante flexible (aunque en una parte, estaba justo un trozo del tronco de la lechuga y como es tan flexible, se me rompió. ¡Ups!). Es muy esponjoso y tierno, y el envase ayuda a que se mantenga así con un sistema de autocierre (aún así, aquí somos un poco locos y a todo le ponemos plástico. Manías).

 

 

El segundo dia mi marido probó  el Original y el Multigrain, uno con Philadelphia y jamón cocido y otro con jamón serrano y tomate. Se los preparó en el salón mientras veía el fútbol, y entre unas cosas y otras se olvidó de avisarme y no tengo fotos, pero se comió los dos casi sin respirar… Eso es que le gustaron, ¿no? Es muy cómodo y te «facilita» comer sano sin estar pegado a una ensalada sosa y aburrida.
Y la verdad es que llenan bastante, el día que me lo hice de jamón y queso lo cargué tanto ¡que no me lo pude acabar!
¿Los conocíais? Me quedan todavía un par de recetas que probar, como hacerlos en pizza o tipo ensalada César. ¡Ñam!
¿Te ha gustado este post? ¡Compártelo!

Etiquetas:            

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Instagram ha devuelto datos no válidos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies